Cuando haces POP ya no hay Store

Las pop up stores o pop up shops son espacios comerciales ubicados, por cortos períodos de tiempo, en lugares alternativos a una tienda convencional como edificios emblemáticos, hoteles, galerías o instalaciones temporales creadas para el evento y que desaparecen con él.

Un restaurante convertido por unos días en tienda de moda, un salón de belleza en restaurante semi-clandestino o un contenedor de obra en un showroom, son algunos de los ejemplos de esta singular forma de venta directa, temporal y efímera.

Se trata de una práctica, ya afianzada en ciudades como Nueva York, París o Londres, que no hace distinciones entre tipos de negocios o el tamaño de los mismos. Ropa, accesorios, calzado, arte, gastronomía, electrodomésticos, etc. Pocos son los productos o servicios que se  sustraen a la posibilidades que ofrecen las pop up stores.

Marcas ya conocidas y consolidadas en el mercado utilizan las pop up stores para la venta de stocks, el lanzamiento de campañas de temporada o la celebración de ventas privadas entre sus clientes; eventos a los que, en algunos casos, sólo se puede asistir por invitación, creando de esta forma una sensación de exclusividad.

popup store

Para los pequeños negocios o marcas poco o nada conocidas, las pop up stores representan una buena forma de darse a conocer. En estos casos, la venta en sí de los productos no es tan importante como la oportunidad de darse a conocer, creando imagen de marca y abriendo la vía a otros lugares de venta, como por ejemplo el e-commerce.

De igual modo, tiendas que comercializan sus productos on line pueden por este medio materializarse, por unos días u horas, en una tienda física.

En cualquier caso, tanto para las marcas o productos conocidos como para aquellos que se están abriendo camino, las pop up stores permiten además testar el mercado sin el coste de abrir un establecimiento permanente.

Una de las claves para el éxito de este tipo de eventos reside no sólo en su espectacularidad u originalidad, sino sobre todo en una buena campaña de comunicación, para lo cual las redes sociales resultan ser grandes aliadas.

En España existen empresas dedicadas a organizar pop up stores. Impactar, sorprender y ofrecer experiencias únicas y exclusivas a los clientes son lo que algunas de estas empresas ofrecen. Otras se limitan a alquilar espacios en sus instalaciones, ofertando la posibilidad de servicios complementarios como catering, soporte audiovisual, photocall, etc.

Ve, vende, vete es el reinventado veni, vidi, vinci del comercio en nuestros días.

Sobre nosotros

CEO de SetPay

0 comentarios sobre “Cuando haces POP ya no hay Store
1 Pings/Trackbacks para "Cuando haces POP ya no hay Store"
  1. […] un sito de e-commerce que quieres atreverte con la venta “cara a cara”, puedes probar en algún Pop Up store o en mercadillos. Para aceptar tarjetas en estos casos, tienes la opción de contratar un TPV […]

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar tu navegación y realizar tareas de análisis. Entendemos que estás conforme si continúas navegando en nuestra web (Más info en Política de Cookies)