Ayuda / ¿Qué es un Chargeback?

Chargeback
Un chargeback, contracargo o devolución de cargo, es un mecanismo de protección de los clientes a través del cual es reembolsada una transacción en disputa, ya sea al titular de la tarjeta o al comerciante, dependiendo del caso.

¿Como funciona?
El proceso de chargeback comienza cuando el titular de la tarjeta envía una queja al banco emisor. En el momento en que se recibe la queja, el emisor de la tarjeta procede a investigar la disputa. Si el banco encuentra evidencia que demuestra que la transacción era engañosa, se cancelará el pago.

En este proceso, el comerciante tiene la carga de la prueba, lo que significa que si no logra demostrar que la transacción es legal, el costo del bien o servicio en cuestión se deducirá de su cuenta y será transferido a la cuenta del cliente. Además de eso, la llamada “tasa de devolución de cargo” se cobra para cubrir el costo de procesar una devolución de cargo. Sin embargo, si el comerciante tiene pruebas para demostrar que la operación controvertida es legítima, no se realizará ningún reembolso. A pesar de esto, todavía se le cobrarán las tarifas de procesamiento habitual.

En otras palabras, demostrar que ha habido un incumplimiento de contrato es el requisito previo para ser reembolsado a través del esquema de chargebacks. Además, es importante tener en cuenta que las devoluciones de cargos no solo pueden ser solicitadas por el cliente, sino que también puede ser solicitada por el comerciante.

Razones para una devolución de cargo
Cada marca de la tarjeta tiene sus propios códigos de razón para los chargebacks, pero algunas de las razones más comunes incluyen:

  • No responder a tiempo a una solicitud de recuperación
  • Fraude demostrado
  • Servicios terminados
  • Una transacción no reconocida
  • Una transacción rehusada
  • La duplicación de la transacción (es decir, el cliente fue cobrado más de una vez)
  • Problemas técnicos durante el proceso de transacción
  • La mercancía fue devuelta
  • Los cargos no se habían previsto
  • Los bienes no se han recibido, están dañados o no son como se describen

Ratio de chargebacks
Los comerciantes tienen que ser muy cuidadosos en la gestión de los chargebacks, ya que, normalmente, los bancos establecen un límite específico que no deben superar. En la mayoría de los casos, es del 1% (o menos) de las ventas totales. El procesamiento de un número desproporcionado de chargebacks podría tener graves consecuencias para una empresa. El comerciante podrían estar sujeto a una fuerte multa o  su cuenta de procesamiento de pago ser cerrada.

Publicado en: Usando SetPay

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, como Google Analytics, para optimizar tu navegación y realizar tareas de análisis. Entendemos que estás conforme si continúas navegando en nuestra web (Más info en Política de Cookies)